logo
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
6°C
Overcast clouds

Se ahogó un bebé al cuidado de una familia de acogimiento: la denuncia de su mamá y la respuesta de SeNAF

El nene de 1 año y medio murió en el Hospital de Niños de Córdoba tras seis días internado. Su madre biológica denunció que recién se contactaron con ella para comunicarle el fallecimiento.

El caso es tan complejo como estremecedor. Un bebé muerto es una tragedia inexplicable para una madre, pero por este drama en particular hay otra familia abatida, la que tuvo en guarda al pequeño desde los dos meses de vida por disposición de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF) para garantizar los derechos del niño.

Dylan Valentín Ruarte tenía un año y cuatro meses. Vivía con una familia de acogimiento en la localidad de Río Segundo. El pasado 23 de enero, por causas que investiga la Justicia, el nene fue encontrado en la pileta con signos de ahogamiento. Ese día quedó internado en el Hospital de Niños.

Al día siguiente, la familia que lo cuidaba informó el hecho a la SeNAF y le notificó sobre la gravedad del estado de salud. Valentín falleció seis días después, tras persistentes intentos de los profesionales por salvarle la vida.

Solange Ruarte (28), madre biológica del nene, necesita saber qué le ocurrió al pequeño y se pregunta por qué la Justicia recién se contactó con ella para notificarle el fallecimiento. “Nunca me avisaron que el nene estaba internado hacía una semana. Recién me avisaron cuando murió por un presunto accidente”, contó.

Ella vive en San Nicolás, Malagueño. Es joven, pero tuvo una vida turbulenta, llena de penurias y signada por las adicciones y la violencia. Todo siempre dentro de un contexto de extrema vulnerabilidad.

La mujer sabía que necesitaba encontrar la estabilidad para recuperar a su hijo y aseguró que estaba trabajando en ello. Eso afirmó una vecina de su barrio. Tenía la esperanza de recuperar su vida para recuperar a su varoncito.

“Quiero saber qué fue lo que pasó realmente con la vida de mi hijo. Ellos (por la SeNAF) se lo entregaron supuestamente a una familia que lo iba a proteger y cuidar, que no me lo iban a entregar en un cajón”, reclamó Solange, quien atraviesa un embarazo de aproximadamente seis meses.

La mujer denunció que, mientras su hijo estuvo con la familia de acogimiento, SeNAF nunca le informó quiénes eran los adultos que lo cuidaban y aseguró que tampoco podía verlo: “Jamás hubo un régimen de visitas”.

Fuentes que siguieron de cerca el proceso de revinculación de la madre con su hijo indicaron que siempre fue muy difícil contactarla. Aseguraron que reiteradamente le solicitaron que hiciera terapia y que tratara sus adicciones, pero nunca lo hizo.

Qué dijo la SeNAF

Desde la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia indicaron en un comunicado que junto al “área local de Niñez de la Municipalidad de Alta Gracia venían desplegando distintas medidas de protección para garantizar los derechos de este niño”.

Cronológicamente, señalaron que el 11 de noviembre de 2022, “tras agotar diferentes estrategias de restitución de derechos, se adoptó la medida excepcional” de entregar el niño al cuidado de una familia de acogimiento, del programa Familia para Familias, “trabajando paralelamente distintas alternativas de revinculación”.

En junio de 2023, “siguiendo las normativas pertinentes, SeNAF solicitó el cese de la medida excepcional y la declaración de estado de adoptabilidad al juzgado competente, quien pidió ampliaciones referidas a distintas valoraciones”. Según apuntaron, en diciembre pasado SeNAF reiteró el pedido de declaración de estado de adoptabilidad.

El último 24 de enero la familia de acogimiento comunicó a SeNAF “el accidente sufrido por el niño bajo su cuidado” y, a partir de ese momento, órgano gubernamental con sus equipos técnicos acompañó todo el proceso de salud del niño, “como así también a la familia de acogimiento que se encontraba y se encuentra profundamente afectada”.

El pasado 28 de enero, la Justicia “indicó mediante oficio judicial se ubicara a la progenitora y/o a la abuela del niño, proporcionando ambos teléfonos de contacto”, dice el comunicado.

“El mismo día, ante la imposibilidad de comunicarse por esa vía, el personal de la Unidad de Desarrollo Regional (Uder, la delegación de SeNAF en Alta Gracia) concurrió personalmente al domicilio de la abuela materna, a quien le comunicó la situación del niño”, explicaron.

Finalmente, indicaron que las circunstancias del “penoso hecho que implica el deceso de este niño están bajo la órbita del Poder Judicial”.

Compartí esta nota:

Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

NOTICIAS RELACIONADAS:

Más leídas de la semana

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.